Creatividad

por Ariel & Shya

Creatividad

Los seres humanos son creativos por naturaleza. Pero de alguna manera tambien hemos registrado todo lo que ha sucedido en nuestro pasado ligándolo a nuestro proceso creativo, conduciéndonos a creer erroneamente que el processo creativo es en sí mismo producto de nuestra lucha y esfuerzo, nuestro pasado doloroso o nuestra “neurosis”. Y si perdiéramos esa neurosis, nuestra mente pensaría que nuestras capacidades artísticas estarían perdidas también.

Recientemente, una mujer que vino a nuestros seminarios evitaba la idea de dejar su dolor emocional. La repentina pérdida de su esposo, habia sido un suceso definitivo en su vida. La época después de la muerte de su esposo, fué extremadamente dolorosa, triste y sin embargo creativa también. Empujada por las desafortunadas circunstancias a una vida totalmente diferente, la reciente viuda se sorprendió a sí misma de su capacidad y ganas de vivir. Un año después, ella seguía alimentando el dolor y la tristeza así como su nuevo sentido de sí misma. Ella tenía miedo, nos explicaba, que si abandonaba su dolor, enojo y tristeza, también perdería ese nuevo sentido de sí misma que había logrado el año anterior. La súbita pérdida y el dolor que le sobrevino actuaron como agentes catalizadores que encendieron de un chispazo su creatividad. Su mente entonces almacenó todos los aspectos de esta época y los comprimió como una estrategia exitosa. Mientas la entrenábamos a observarse, ella descubrió que ya estaba lista y dispuesta a ser creativa sin dolor.

Al hacerse consciente, uno puede derretir aspectos de su manera de ser que no producen los resultados que uno quiere, desencadenando en efecto el proceso creativo. La palabra “lucha” ya no tiene que ser ligada al artista. El dolor y la neurosis dejan de ser compañeros de la creatividad.

Nuestra creatividad se inhibe por las decisiones pasadas basadas en nuestra propia habilidad para crear. Digamos, por ejemplo, que mientras Usted crecía, Usted no era muy buen escritor de reportes de libros en la escuela. Tal vez algun día uno de esos reportes tenía marcado en rojo un “cinco” con las palabras “por debajo del promedio”. La mente entonces graba las sensaciones físicas que acompañaron esa calificación y una declaración que dice mas o menos así, “No soy muy bueno para escribir. Estoy por debajo del promedio”. Esta declaración está disponible para reproducirse cada vez usted tiene que escribir un nuevo reporte. Esa declaración puede haber sido cierta cuando estaba en la primaria, pero ya no es verdad para la persona adulta en la que Usted se ha convertido. El problema es que cada vez que Usted se propone crear algo, esa grabación de “No soy bueno para escribir. Estoy por debajo del promedio” se activa y se interpone entre Usted y la página en blanco.

Otra idea que inhibe nuestro proceso creativo es nuestro crítico interno. Revisar algo que Usted ha escrito por ejemplo, para evaluar su tema, sintáxis, gramática, ortografía, etcétera es obviamente algo productivo, pero también el momento en que lo hacemos es importante.Muchas personas aplican este proceso de juzgar y evaluar su trabajo al mismo tiempo que lo realizan. Esto impide el flujo, detiene la continuidad y no permite que las ideas se completen porque el enunciado, párrafo o idea está siendo enmendado aún cuando este apenas se está creando.

El diccionario define la palabra “crear” como: producir una cosa que no existía, engendrar, hacer nacer, originar. Si es Usted un artista que trabaja con sus manos, pinta a lienzos, escribe música o actúa en un escenario es importante tomar en cuenta un detalle. El proceso creativo es como el proceso de gestación de un bebé que uno espera nacerá con buena salud. Un poquito de veneno puede afectar mucho la salud de el bebé. Nuestras auto-críticas actúan como veneno. Si Usted quiere expandir su capacidad creativa, practique el arte de ser amable con usted mismo. Contrario a lo que muchos piensan, ser crítico y duro con uno mismo no conlleva a mejor calidad de trabajo. Si usted no está contínua y vigorosamente castigando sus errores, usted no se convertirá de repente en un ser complaciente dejando que su calidad de trabajo baje. Más bien, Usted se encontrará dipuesto a tomar riesgos más grandes y observara cómo lo que pareciera un error para la mente crítica se tranforma en algo nuevo y brillante que nunca se había concebido anteriormente.

Cuando uno realmente crea, uno está en el momento interactuándo directamente con su medio ambiente. No a través del filtro del pensamiento. No através del pasado personal. Sino como una expresión directa del ser.

No Comments

Post A Comment